Después de un año y medio como franquiciado Duldi, Jaume Ganella de Duldi Caldes, hace repaso de su experiencia durante este período.

Contadnos un poco quiénes sois y cómo llegasteis a Duldi.

J. G. Somos Jaume y María de Caldes de Montbui. Estuvimos mirando en internet varias opciones para abrir una franquicia y la que más nos convenció fue Duldi.

Dentro de la idea que buscábamos, fue la que más nos encajó dentro de nuestras expectativas de negocio.

¿Cuánto tiempo hace que abristeis la franquicia?

J. G. Ahora hace aproximadamente un año y medio que abrimos Duldi Caldes.

¿Teníais experiencia en el sector? ¿Cuáles fueron las razones por las que decidisteis emprender en el mercado de las golosinas y los regalos?

J. G. No teníamos ninguna experiencia en el sector. Veníamos de otros tipos de negocio muy diferentes.

Una vez conocimos este tipo de franquicia, nos sedujo el hecho que en nuestra población no había ninguna tienda tan amplia y variada de golosinas, objetos de regalo y artículos de fiesta.

¿Cómo fue vuestro arranque en esta nueva experiencia?

J. G. El día de la inauguración fue impresionante la cantidad de gente que vino. Durante las primeras semanas el hecho de ser una novedad en nuestra población  atrajo a mucho público que poco a poco los hemos ido estabilizando como clientela.

¿Qué sensaciones personales os genera estar al frente de este negocio?

J. G. Estar al frente de la tienda nos produce mucha satisfacción, alegría, positivismo… El tipo de clientela que tenemos nos transmite esa energía positiva.

¿Cómo es un día en vuestra tienda Duldi?

J. G. Las mañanas entre semana acostumbran a ser más tranquilas y las podemos dedicar a limpiar, ordenar y rellenar los cajones de productos. Por la tarde hay más clientes y estamos más pendientes de atenderlos y asesorarlos cuando nos preguntan. El fin de semana aumenta bastante más la actividad de la tienda.

golosinas caldes

¿Cuál es vuestra clientela y cómo es?

J. G. Al tener diferentes líneas de producto, la clientela es variada. Desde las personas mayores que vienen a buscar caramelos sin azúcar por las mañanas, a los niños y adolescentes que entran al salir de la escuela o instituto y parejas adultas. Las mamás son uno de nuestros clientes  principales sobre todo cuando preparan los cumpleaños de sus hijos.

¿Cómo han ido evolucionado las ventas este año 2016?

J. G. La evolución desde que abrimos siempre ha sido positiva. Ahora mismo estamos en un 33% de incremento respecto al mismo período del año pasado, pero tendremos que esperar hasta final de año para hacer una valoración real del año 2016, pero en términos generales estamos muy satisfechos.

Con vuestra experiencia actual, estaríais dispuestos a abrir otra franquicia Duldi?

J. G. Si surgiera la posibilidad de abrir otra franquicia Duldi, la abriríamos en un centro comercial.

Y para terminar, ¿qué le recomendaríais a futuros franquiciados de Duldi?

J. G. Que lo prueben y sean positivos. Hace falta trabajar muchas horas pero el producto es agradable de vender y la clientela es agradecida.

Compartir