¿Qué es una importación?

Podemos describir una importación como el transporte legítimo de bienes del extranjero, los cuales son adquiridos por un país para distribuirlos en el interior de este. El transporte de bienes y servicios provenientes de la Unión Europea no se considera importación, se puede definir como transacción intracomunitaria de bienes.

Toda importación supone una serie trámites que es importante conocer con el fin de no incurrir en ninguna falta legal. Con los siguientes pasos, intentaremos establecer unas bases para entender estos trámites y facilitar el proceso de importación.

  1. Elección de proveedores para importar

Encontrar un proveedor con el que trabajar, puede parecer de entrada una tarea fácil, pero al empezar a buscar, es habitual que aparezcan dudas. Dar con un proveedor fiable sin tener muchos conocimientos del sector de las importaciones puede llegar a ser una tarea complicada.

De entrada, descartamos la elección a través de internet. Es más recomendable conocer a la persona que escogeremos como proveedor, por lo que es recomendable asistir a ferias, generalistas o específicas del sector, donde se pueden conocer a potenciales proveedores. A partir de aquí, sí es recomendable estudiar bien a las distintas opciones, buscando por internet otros clientes con los que trabajan y a los distintos países a los que exportan.

De esta forma, tendremos toda la información necesaria y al haberlos conocido en persona en la feria, sabremos que son fiables y profesionales.

  1. Proceso de compra en importaciones de cosméticos y otros

Cuando ya sabemos con qué proveedor queremos trabajar, es el turno de las negociaciones. Es hora  de negociar. Aquí ya dependerá de cada uno, de sus necesidades y del proveedor seleccionado.

Lo único que recomendamos es no tirarse a la piscina y antes de hacer un gran pedido, pedir algunas muestras. Si el resultado es satisfactorio, ya podremos realizar la importación habiendo reducido el riesgo de que salga mal o que no terminemos satisfechos con el resultado final.

  1. Financiación de la importación

Es muy complicado que al tratar con un proveedor por primera vez, este ofrezca la opción de pagar a crédito. Con el tiempo y si se tiene una buena relación con el proveedor, si es posible llegar a tener condiciones de crédito directamente con el proveedor. Por lo que en este sentido, en las primeras importaciones, la financiación la tendremos que buscar por otro lado.

En cuanto a las formas de pago, lo habitual es que el proveedor nos exija pagar una parte del pedido por adelantado y la parte restante una vez haya embarcado la mercancía. Una vez realizados los pagos, podrá salir la mercancía y nos enviará los documentos de importación  necesarios para retirar la mercancía.

  1. Documentos importación

En un proceso de importación habitual, principalmente nos pedirán cuatro documentos. Aunque haya otros documentos y certificados que pueden ser requeridos según el tipo de producto que queramos importar.

  • Factura comercial: factura emitida por el proveedor.
  • Packing List: lista con el contenido del envío.
  • Conocimiento de Embarque: documento que expide el transitario en origen y que es entregado a al proveedor.
  • Certificado de origen: documento oficial que prueba el origen de la mercancía.
  1. Elección del transitario para una importación cosmética

Otra de las decisiones importantes a la hora de llevar a cabo una importación, es la elección del transitario. Casi tan importante como acertar con la elección del proveedor es encontrar la empresa que se encargue del transporte. Otra vez, recomendamos no fiarse de las cuotas de algunos transitarios que aparecen en internet, estas no son claras y terminan cobrando tarifas que en un principio no estaban establecidas. En muchas ocasiones, y siempre dependiendo de la mercancía que se quiere importar, lo mejor es pedir un precio con todo incluido.

Compartir